3 Modelos Básicos para entender el Emprendimiento Social

La paradoja del emprendimiento social es que, mientras su ecosistema no deja de crecer, el término ¨emprendimiento social¨ significa diferentes cosas en diferentes contextos. Esto ocurre, entre otras razones, porque todavía no hay un acuerdo general que ayude a distinguir  claramente el modelo de negocio que hay detrás de la etiqueta ¨emprendimiento social¨.
Por este motivo, la organización inglesa CAF ha desarrollado un marco básico que distingue entre tipos de empresas sociales, centrado en los riesgos financieros de una empresa social y su probabilidad de conseguir impacto social. Según CAF hay tres vías para crear impacto social a través de las actividades económicas desarrolladas:

 

1Modelo ¨generador de ganancias¨

Organizaciones que desarrollan una actividad comercial que no tiene un impacto social directo, con la que obtienen beneficios económicos, y luego transfieren una parte o la totalidad de estos a otra actividad que tiene un impacto social directo.

En este modelo, la actividad comercial busca principalmente el retorno financiero. Se asume que esta no tiene un impacto social directo. Puede ser que la actividad comercial puede tener efectos deseables (por ejemplo, creación de empleo ) pero esta situación está supeditada al propósito predominante de la actividad económica ( es decir, maximizar el beneficio monetario).

Ejemplo: Negocios y multinacionales con programas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC)

2Modelo de Compensación

Organizaciones que desarrollan una actividad comercial que tiene un impacto social directo, pero que deben gestionar un equilibrio entre la rentabilidad financiera y el impacto social obtenido.

En este modelo, la propia actividad comercial tiene impacto social directo, pero hace falta alcanzar un equilibrio entre la generación de beneficios y la creación de impacto social. Este tipo de empresa social puede aumentar su impacto al disminuir los rendimientos financieros, o viceversa. A diferencia del modelo uno, el impacto social en este modelo es parte integral de la naturaleza de la actividad comercial. Incluso si no se logra ningún beneficio financiero, se puede conseguir algo de impacto social.
La pregunta clave para identificar este modelo es: ¿Se peede incrementar el impacto social del emprendimiento haciendo decrecer los retornos financieros? Si la respuesta es SI estamos ante este tipo de emprendimiento social.

Ejemplo: Negocios de Comercio Justo e instituciones de microcréditos.

3Modelo de Correlación Directo

Organizaciones que desarrollan una actividad comercial que, además de generar un impacto social directo, ofrecen un retorno financiero en correlación directa con el impacto social creado. La pregunta clave para entender este modelo es: ¿Puedes incrementar el impacto social de la organización haciendo decrecer los retornos financieros? Si la respuesta es NO, estás ante un emprendimiento social de este tipo.

Ejemplos: justgiving.com o cooperativas de energía renovables.
Es importante señalar que estos tres modelos están basados en la práctica,  no en diferentes interpretaciones del mundo.  En teoría, ningún modelo es mejor que otro. En la práctica, una empresa que adopte un modelo determinado puede producir mejores resultados generales que otra que escoja otro. Esto se puede deber a factores como la calidad del equipo de gestión, el contexto específico del sector o la fuerza de la competencia.

 

2 COMENTARIOS

  1. Hola Ginés,

    Primero felicitarte por la publicación. Persolamente me interesa todo lo relacionado con el Emprendimiento. Soy Trabajador Social, y creo que desarrollar empresas  o emprendimientos sociales, abren la posibilidad de ir construyendo juntos una sociedad más justa.

    Sin duda compartiré estos tres modelos en mis redes sociales, ya que es necesario educar sobre este tema. 

    Saludos

    Daniel

     

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here