El crowdlending social, una alternativa de Financiación para tu Empresa Social

Uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los emprendedores sociales es la dificultad de acceder a un crédito bancario, sobre todo en épocas de crisis como la que sufrimos ahora. Son muchas las personas con buenas ideas para crear empresas o para ampliar las ya existentes, pero que se ven incapaces de realizar sus proyectos al no disponer de la financiación que proporcionan los bancos.

Debido a esto, hace un tiempo que se ha empezado a romper con esta dependencia de las vías tradicionales, para evolucionar a una alternativa que está resultando de lo más atractiva: el crowdlending social. Este sistema consiste en una plataforma online que actúa como intermediaria para realizar préstamos colectivos, de varios particulares a una empresa social. Los mismos inversores son los que deciden la cantidad de dinero con la que quieren contribuir, y se van sumando hasta alcanzar la cifra deseada por la empresa que solicita el préstamo. El crowdlending social funciona por campañas, de tal forma que si esta no tiene éxito, el préstamo no se otorga. Si, por el contrario, termina completándose, la empresa deberá devolver el dinero a los inversores en forma de cuotas, con un interés, según el vencimiento estipulado.

Este sector no tiene mucho tiempo de vida pero, aún así, está creciendo de forma sorprendente a nivel mundial. Hay plataformas que llevan ya varios años en el mercado ayudando a conseguir fondos a las empresas sociales que apuestan por esta alternativa. Algunos ejemplos internacionales son: Kiva, Opportunity International, Zidisha, Lend with care, United Prosperity o Energy in Common.

En España, por su parte, el crowdlending generalista ya comienza a ser conocido y cada vez más empresas e inversores confían en este método de financiación desde que llegó a nuestro país en 2012. Sin embargo, el crowdlending para empresas sociales aún está surgiendo ahora, con plataformas pioneras como la barcelonesa RealFunding, activa desde hace pocos meses y centrada en proyectos de impacto social y medioambiental. Una opción muy interesante para quien quiera “invertir en proyectos que mejoren el mundo”, como destaca la página web de esta entidad.

El crowdlending ha llegado para quedarse. Y es que no solo resulta una gran oportunidad para las empresas sociales de dejar atrás la dependencia bancaria, ganando a su vez visibilidad y colaboradores al promoverse de forma online, sino que se ha convertido en una interesante opción para los inversores, ya que les permite elegir los proyectos a financiar y generar impacto social con su inversión. Todo con la seguridad que ofrecen los equipos de las plataformas, que se encargan de comprobar la solvencia de los solicitantes y analizar la viabilidad de los proyectos. Como se puede ver, es una alternativa merecedora de ser considerada por los emprendedores sociales, aunque acabaran por resolverse las restricciones crediticias de los bancos.

Artículo propuesto por Lidia Magán Samper –Co-Founder, CEO & CCO de RealFunding. Editado por Helena Fernandez, voluntaria de  Movimiento Idun para emprendedorsocial.org

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here